El retablo de la Iglesia de San Ildefonso necesita una restauración urgente

Entre el patrimonio cultural de Collado Mediano se encuentra un valioso retablo barroco del siglo XVII situado en el altar mayor de la Iglesia de San Ildefonso. Se trata de una obra de autor desconocido procedente del antiguo convento de Santa Bárbara de las Mercenarias de Madrid. Este retablo llegó a Collado Mediano en 1782, gracias a los donativos realizados por los vecinos del municipio. Ese mismo año se terminó de construir la Iglesia de San Ildefonso que lo acoge desde entonces,  levantada reutilizando los restos de la perdida ermita de San Juan. 

Retablo del altar mayor de la Iglesia de San Ildefonso en Collado Mediano.

El retablo cuenta con una estructura de madera dorada que aún se conserva. Está formado por un zócalo, un cuerpo con tres calles y dos entrecalles y el ático. Las calles y entrecalles del cuerpo están separadas por columnas exentas de orden corintio. El ático se adapta a la bóveda de la capilla y en él se encuentran las dos únicas figuras originales del retablo, dos angelotes, también de madera, y una valiosa imagen de la Inmaculada Concepción, copia de la Inmaculada de Murillo, restaurada hace unos 9 años por José Antonio y Maria del Carmen Martín Guinea, artistas locales. En los laterales se levantan dos plintos con el escudo de la Orden de la Merced rematados por pirámides. La imaginería del retablo sin embargo tiene una datación moderna. 

Inmaculada de Murillo

Este retablo, catalogado como BIP, Bien de Interés Patrimonial, constituye una pieza de alto valor religioso, artístico y cultural para el pueblo de Collado Mediano, sin embargo el paso del tiempo es más que evidente. A pesar de que en 1942 fue parcialmente restaurado, de forma superficial, Fernando Da Silva, párroco de Collado Mediano ha alertado sobre su estado de conservación, poniendo en marcha un proyecto de restauración urgente. 

El estado del retablo se ha puesto en conocimiento del arzobispado y ya está en conversaciones con la Comunidad de Madrid para tratar de comenzar la restauración lo antes posible. Así mismo, Fernando Da Silva ha comenzado una campaña de información y crowdfunding para reunir la financiación necesaria para llevar a cabo esta restauración. 

Talleres Granda ha sido la empresa seleccionada para llevar a cabo este minucioso proceso de conservación. Se trata de una empresa de Alcalá de Henares especializada en la conservación del patrimonio mueble artístico y cultural, con amplia experiencia en el patrimonio de la iglesia. Su trabajo consistirá en un primer análisis del estado del retablo para elaborar un plan de acción y ejecución que permita conservar esta valiosa obra. 

Ahora el desafío radica en reunir los recursos necesarios para devolver a la gloria este tesoro cultural. Un esfuerzo conjunto para asegurar que las próximas generaciones contemplen la belleza y la historia que encierra este retablo único en su esencia y significado.

Entrada siguiente

El gigante y la Navidad, títeres en el Teatro municipal el 29 de diciembre

Jue Dic 28 , 2023
En un escenario natural pintado por la frondosa vegetación al pie de la Gran Montaña, reside un grupo peculiar de habitantes: los duendes, protectores incansables de los árboles. Su vida bulle entre celebraciones, ataviados con disfraces extravagantes, músicas festivas, danzas alegres y una infinidad de juegos. Pero entre todas las festividades, una destaca sobremanera en […]

Más noticias