Un verano de desafíos y reparaciones urgentes en la piscina municipal

Este verano arrancó con sorpresas y desafíos para la nueva corporación municipal, quienes apenas un día después de tomar posesión de sus cargos el 19 de junio, descubrieron una situación preocupante en la piscina municipal, cuya apertura estaba prevista para el 23 de junio.

Al llegar al ayuntamiento, la nueva concejalía de deportes se encontró con una piscina que no estaba lista para recibir a los vecinos en su temporada de verano. Por un lado, no había sido prevista la contratación de socorristas y, además, se observaba que la piscina no se llenaba correctamente, intuyéndose una fuga de agua.

Tras una investigación más profunda, la nueva corporación descubrió una factura del pasado verano de más de 30.000€ en gastos de agua debido a una grave pérdida de líquido en la piscina. A pesar de ello, nadie mandó reparar la piscina en todo un año.

A solo unas semanas de la fecha prevista para la apertura, se iniciaron obras de reparación en la piscina con la esperanza de solucionar el problema de la fuga. Sin embargo, al acercarse la fecha de inauguración, la piscina seguía perdiendo agua y el panorama no era alentador.

Ante esta situación, la nueva corporación decidió buscar una solución más efectiva y acudió a una empresa especializada en la localización de fugas, incluso con la piscina llena. Se detectaron pérdidas de agua que oscilaban entre los 35.000 y 40.000 litros diarios. La mayor parte de la fuga se encontraba en un punto específico de la canaleta, lo que suponía unos 15.000 litros de pérdida diaria, mientras que el resto se filtraba en el vaso de expansión.

Para solucionar el problema, la concejalía de deportes contrató los servicios de otra empresa para llevar a cabo las reparaciones, esta vez realizadas durante la noche y con la piscina aún llena. A pesar de los esfuerzos, solo se logró reducir las pérdidas de agua a 6000 litros diarios. Se prevé que una vez concluya la temporada de piscina, será necesario tomar medidas más drásticas, como vaciar completamente el vaso y proceder a una reparación exhaustiva para eliminar definitivamente la fuga.

Por el momento, la piscina seguirá dando servicio en lo que queda de verano, pero será necesaria una reparación en los meses de frío para no sufrir estas pérdidas de agua tan alarmantes, en una época, además, de sequía.

Entrada siguiente

La Policía local alerta de un intento de estafa con el timo del "tocomocho"

Vie Jul 28 , 2023
La policía local de Collado Mediano ha comunicado en el día de hoy un vecino de la zona ha sido víctima de un intento de estafa utilizando el conocido timo del «tocomocho». Con el fin de prevenir que más personas caigan en esta trampa, la policía insta a la comunidad a estar alerta y tomar […]

Más noticias